24/05/2021 Las exportaciones agroalimentarias italianas buscan nuevos mercados



A pesar de las dificultades relacionadas con el movimiento de mercancías a nivel internacional y las restricciones implementadas en muchos canales de venta, las exportaciones de productos agroalimentarios italianos registraron un crecimiento del 2,5% durante 2020, con una cifra de cuarenta y seis mil millones de euros.


Si bien, el sector mostró un buen desempeño, la brecha con los principales competidores plantea la búsqueda de nuevos mercados como un desafío para 2021. Actualmente, Alemania, Francia, Estados Unidos, Reino Unido y Japón son los cinco principales destinos de exportación para estos productos.


Se busca entonces, por un lado, la conquista de nuevos espacios para el crecimiento aún no ocupados en los mercados ya consolidados y por el otro, una ampliación de las fronteras tradicionales. Sin embargo, en palabras de Alessandro Terzulli, economista de SACE (Istituto per i Servizi Assicurativi del Credito all'Esportazione), los procesos de internacionalización se han vuelto más complejos debido a los discursos geográficos y culturales, así como a las barreras arancelarias presentes dentro de los países.


En este contexto, los acuerdos comerciales pueden apoyar a la expansión comercial; ejemplo de ello es Japón, mercado que creció un 8.6% en 2020, gracias a la entrada en vigor del EPA en 2019: el acuerdo comercial que abrió el camino a numerosos productos agroalimentarios italianos, especialmente en términos de indicaciones geográficas. Por el contrario, a pesar de ser un mercado atractivo, Rusia sufre las limitaciones impuestas en 2016 a la importación de muchos productos.


En el caso de México, las relaciones comerciales con Italia se rigen por el Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea. Desde que el tratado entró en vigor, el comercio entre ambos bloques ha aumentado significativamente.


En 2019, las exportaciones italianas del sector agroalimentario hacia México representaron 115.815 miles de dólares: 64.602 miles de dólares en productos alimenticios como pastas y aceites y 51.213 miles de dólares en bebidas, principalmente compuestas por los vinos. El sector alimentario representa una gran oportunidad de inversión; la demanda de productos alimenticios Made in Italy está en constante crecimiento, gracias también al considerable aumento de los restaurantes e importadores italianos.


Además, se esperan mayores oportunidades de crecimiento, a la luz de la modernización del Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM). En el caso de México, se eliminarán los aranceles sobre los principales productos alimenticios de la Unión Europea, como la pasta (actualmente sujeta a aranceles de hasta el 20%), el chocolate y los dulces (con aranceles superiores al 20%), entre otros. Además, el acuerdo incluye el reconocimiento de 340 Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas, mexicanas e italianas. La simplificación de los procedimientos aduaneros ayudará, sin duda alguna, a estimular el intercambio comercial entre estas dos naciones.


Internacionaliza tu empresa

¿Te interesa importar productos al mercado mexicano? Te invitamos a conocer nuestros servicios de internacionalización para que puedas lograr tu objetivo de la mano de la Cámara de Comercio Italiana en México.


Conoce más: Il Sole 24 ore: L’export agroalimentare cerca nuovi sbocchi e punta su Cina e sostenibilità


44 vistas0 comentarios